sábado, noviembre 07, 2009

Whimsical

Esta semana además de estar cansada como nunca, y a pesar de los pocos días que duró, me pareció eterna, pero tan solo en las levantadas, porque el desarrollo de los días fue increible.

Entre audiolibros de Crepúsculo (gracias @chavarodriguez) y el frío que ya se dejó sentir, la semana se puso interesante. Como les había contado en anteriores posts, he entrado de personaje invitado a otro sitcom, el de los Kenny's boys, y parece que nuestra productora quiere que sea el programa más visto de la temporada!

El martes, después de un día pachiche en la oficina, cuando regresé de dejar mis cosas en el coche (dejo la mitad de mis bultos para poder ir libre a danza o clarinete, con lo indispensable), me encontré a @alex_revilla esperando en mi oficina, hablando frenéticamente por el nextel y se limitó a decirme urgentemente que tomara mis cosas (lo indispensable, hubo que dejar el clarinete atrás, en la oficina) porque me llevaría a volar.

Alex está aprendiendo a volar y hace/practica en una en el aeropuerto (obvio, donde mas...), y a pesar de que ya le había mencionado que cuando fuera me llevara, no pensé que lo hiciera, y mucho menos tan pronto!

Después del secuestro express de mi oficina en las narices de mi jefe, y obvio, cabe señalar, unos minutos antes de mi salida anyway, nos dirigimos con poca (poquísima) gasolina al aeropuerto, donde más sorpresas nos aguardaban...

Llegando a la zona de hangares, nos topamos con un vocho en el que sus tripulantes chillaban de una forma espantosa, eran águilas (bueno, obvio ellas no venían manejando el coche, ji), las usan para el control de aves tontas que rondan los límites aereos y que pueden causar accidentes. Más rápida y como niña en Chapultepec, a los pocos minutos ya tenía un aguilón con capucha en la cabeza en mi mano, con guante y toda la cosa. Les gusta que les acaricies el pechito de paloma. Lindos animales, quiero dos YA!



"Qué bien luce esta águila, además luzco TAN natural y cero asustada de la fauna...la quiero ya!"


Cuando por fin nos dirigimos a la aeronave empecé a recordar que yo me mareo hasta en los columpios, y que los pasos a desnivel hacen que mi estómago trate de escaparse por la boca, pero ya ahí, y peor aún, dentro de la avioneta y ya habiendo esta ascendido, era un poquito complicado de mencionarse. Estando en el aire durante los primeros minutos solo podía pensar en Mouriño (pobre hombre, y justo ese día se cumplía el aniversario de su muerte), y en Pedro Infante, y así, con las manos sudando copiosamente finalmente me decidí a disfrutar el viaje.

Fue excepcional, la ciudad lucía preciosa desde la altura, y sobrevolamos mi casita, la oficina, Palacio, y demás sitios. Qué bonito fue! Fue fantástico, y es que se alcanzaba a ver todo con tanta precisión, y por supuesto una perspectiva tan distinta.




Todo iba bien hasta ese punto...


Hasta ahí todo bien, mis miedos habían desaparecido, pero Alex decidió jugarme una pequeña broma, un chascarrillo inocente...hacerme creer que la avioneta se desplomaba. Plop! En ese instante con el estómago en la mano y el corazón en la boca, aventé la Blackberry y me dije a mi misma 'claro, esto tenía que pasar! las avionetas se caen, se caeeen!', por breves momento así lo creí hasta que confirmé que era una broma. Nunca nadie antes había tratado de matarme de una forma tan elegante!





"Hum, tiraré un poco más de gasolina para que el avión caiga más rápido..."


Finalmente el viaje terminó y yo estaba acelerada con la adrenalina y a punto de caerme por el bajón de azúcar. En nuestro regreso a mi oficina (mil horas después, je), tuve que hacer pausa para tomar una Coca que me devolvió a la vida.

Qué experiencia tan maravillosa!! (Alex, invítame a.s.a.p!, nada más que con un poco más de tiempo para llevarme 'puestos' 3 dramamines y media botella de vodka)





Ahí trabajo! Palacioooo!!



Y para continuar con la semana de la magia, fuímos hace rato (viernes), Alex y yo a leernos el café con una señora que Poly nos recomendó, la señora Faridi. Para llegar fue un verdadero show pero cuando finalmente llegamos, y nos recibió una señora mayor, muy dulce con una casita preciosa, me sentí muy a gusto, relajada. Me ponía un poco tensa lo que tuviera que decir la señora sobre mi taza frente a otras personas, bueno, Alex, pero no sé, quizás fue el exceso de cafeína y su voz dulce y ojos tranquilos pero terminé el café extremadamente cargado y coloqué la taza como se me indicó.

El primero en ser descrifrado fue Alex. Me quedo corta si digo que lo leyó (a él) completito. Le dijo unas cosas que es imposible que las estuviera inventando o tanteando, mencionó cosas que el me había contado previamente y fue interesante. Leyó su parte romántica y yo, an utterly silly giggling me no pude reprimir ponerme roja, no quería pensar lo que me diría a mí.

Cuando fue mi turno mi taza parecía estar pegada al platito, la señora Faridi dijo que eso era símbolo de mucho amor, la gente a mi alrededor me quería mucho, y yo así lo siento! así que empezamos bien con la lectura. Mencionó mi cercanía con mi papá, lo cual es cierto, y mencionó lo de la maestría, eso me sorprendió mucho. Y bueno llegó la parte en la que temía , la romántica. Se limitó a decirme que he dejado atrás esa relación que iba y venía, y me rehusaba a dejar ir. Es cierto, es bonito saber que tengo un nuevo corazón, ya sin costuras y parches, grandote, rojo y bueno esperando otro corazoncito generoso.

Le agradecímos y salímos contentos. Sin divagar mucho fuímos al cine, a las salas VIP con el afán de sincronizar mis dos grandes pasiones de los viernes: sushi y cine. Yo escogí la película y DIOS MÍO! la peor película que he visto en MI VIDA! sí, peor que Mad Max! es "Gamer: juego letal". Como que el productor dijo: "demos un mensaje bien profundo de la degradación social y el internet en un futuro no lejanos poniendo un montón de fetiches japoneses, escenas lésbicas EXCESIVAS Y CONSTANTES, ahh, y al guey de 300 lleno de sangre y odio, y bueno, y por que no? hay que robarnos la trama de alguna película del 007, no sé, "El Mañana Nunca Muere" quizás? sí, y pongamos la cosa exagerada" y gualá! ahí tiene usted la película más asquerosa (hay sesos y partes de humanos volando todo el tiempo) y más tonta-rara-sin sentido. Me sentí muy apenada porque yo fuí quién la escogió y nuestro sushi rewasabiado (con harto wasabi, unwanted, unrequested) nos dió fuchi.

Después de eso, la noche fluyó con el ritmo de la semana, excepcional. Sobremesa automotriz, senderimos urbano, panditas invasores en retrovisores, un bora aventurero que quería ser un jeep 4x4 llamado 'Carlos V' (yo le puse el nombre hoy, ji), y todo al ritmo de "There's a light that never goes out" con los Smiths.


Qué bonita semana, que bonita forma de iniciar el fin de semana! y sobre todo, que bonito tener corazoncito nuevo para apreciar todas las cosas buenas (todos los tigres que hay que alimentar diría mi Doctora de La Felicidad).

What is the word?....Whimsical.














Posted by Picasa

4 comentarios:

Anónimo dijo...

ME gustó mucho tu post. Me recordó a mi galán y esa rola de los Smiths me sigue, en verdad me sigue desde hace tres semanas. Un abrazo y beso respetuoso.

Guillermo Núñez dijo...

¡Cetrera!

-- Omar -- dijo...

iiiii como estuvo el bueno que chingoon! yo quiero volar a ver si luego me invitas o me pasas un tip para hacer lo mismo! eso de las alturas adrenalinas y cosas que hace poca gente me encanta.

-- Omar -- dijo...

corrijo, "bueno" = "vuelo" jaja