miércoles, junio 03, 2009

Psicomagia

Desde que entendiste el chiste local sobre mi forma de 'conjugar' los verbos ser y estar como si los conjugara mal en francés (una verdadera ñoñada que solo entenderían Keny y Felipe), y me contaste sobre el anuncio en esa barda en Campeche, decidí que quería salir contigo. De todas las cosas que han pasado, solo quisiera quedarme con algunas, y una de ellas es el día que fuíste por mí al aeropuerto aquella semana santa que pasamos juntos. Ahí, al verte en medio de toda la gente, pensé que se me íba a detener el corazón de tanta felicidad.

Y hoy eres mi post 400.

2 comentarios:

guerotix dijo...

Eso!!!! Clap, clap, clap...

Guillermo Petricioli dijo...

el que enamora y maneja a su paso lisiados deja... dice la barda de Campeche

Saludos...